Auténtico placer

Se dirige hacia su habitacion, lentamente se pone el pijama para después sentarse al borde de la cama.

Deja caer su cuerpo, apoyando su cabeza sobre la almohada , le llega ese olor a lavanda tan relajante junto con la suavidad de la tela que la envuelve , provocando en ella un estado de paz y tranquilidad.

Acaricia la cama mientras observa el color azul cielo de las sabanas, sigue acariciandolas mientras respira el aroma, lentamente cierra los ojos sintiendo el frescor en su cuerpo , y sin más cierra los ojos y duerme plácidamente como si de un bebé se tratara.

El placer de dormir en unas sábanas limpias , suaves y perfumadas es inigualable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s