Siempre algo que te guste

De camino al trabajo, escuchando su canal de radio favorito, cantando como una loca, retocandose el maquillaje entre semáforo y semáforo, se sentía feliz.

Llegó al trabajo, Se puso su bata blanca con su placa de identificación , se dirigió hacia la máquina de café y sacó su cafe con leche de todos los días.

Ya detrás del mostrador empezó el jaleo de todas las mañanas, encendió el ordenador, puso su clave y comenzó a organizar la jornada de ese día.

Su trabajo la gustaba bastante, estaba hecha para trabajar de cara al público, pues ella tiene casi todas las cualidades que se pueden tener para ese puesto de trabajo, tiene un autocontrol increíble, una ética profesional demostrable en su día a día, una predisposición para solucionar cualquier problema admirable, por no hablar de su habilidad telefónica .

Lleva en su puesto de trabajo 8 años de los cuales no hay día que no disfrute .Sintiéndose también allí en su mundo de color de rosa.

Y yo me pregunto: no creéis, que todo el mundo deberíamos sentirnos así en nuestro trabajo? 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s